clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Tranquilos, naranjas. Todo bajo control.

Victorias ante Chivas USA (4-1) y Columbus Crew (1-0) en estos días, enderezan el rumbo del Houston Dynamo y proveen dosis de tranquilidad.

El oso vuelve al baile
El oso vuelve al baile
Troy Taormina-USA TODAY Sports

Podemos respirar tranquilos por el momento. El Houston Dynamo ha conseguido dos victorias importantes en menos de una semana y hay señales positivas.

Aunque Chivas USA es un equipo débil, se cumplió y de paso recuperamos a Giles Barnes. Ha vuelto su confianza y se ve en su juego.

Will Bruin, el tema de discusión del momento, no solo ha recuperado el gol; los está marcando de cabeza y muy bien. Ese aspecto del juego era algo que Bruin necesitaba mostrar; y gracias a Brad Davis particularmente, han llegado los resultados.

Bruin no es el delantero más vistoso, ni el más glamoroso, ni el más carismático, pero está haciendo su labor y eso no se puede negar. La posición de delantero siempre tendrá un microscopio sobre ella y la fanaticada siempre lo tendrá como tema de discusión apasionada.

Ahora mismo, cualquier crítica al oso bailarín no se entiende. Es hora de dejarlo tranquilo. Está produciendo. ¿No era eso lo que queríamos?

En el fútbol no siempre se puede agradar ni ser vistoso. El partido ante Columbus Crew fue evidencia de ello. Houston Dynamo jugando en casa concedió la iniciativa al visitante, que movió muy bien el balón. Los naranja no mostraron mucha creatividad en el ataque. Dynamo tuvo que aguantar y si no es por el partidazo de Tally Hall y la seguridad de la pareja David Horst-AJ Cochran, el cuento tendría otro final.

Al final, sin embargo, se consiguieron los tres puntos. No siempre las cosas saldrán como queremos; pero por ahora, valen las victorias vengan como vengan.

El domingo visita el invicto Real Salt Lake. No esperemos fuegos artificiales ni película de Hollywood. Si el Dynamo gana, es lo que cuenta.